INDEX
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
HISTORIAS
PARA LA COPE
EXPEDICIONES
HONORES Y
RECONOCIMIENTOS
BLOG
LIBROS
CONFERENCIAS
ARTÍCULOS
ENTREVISTAS
ENLACES
GALERÍA DE
IMÁGENES
CÓMO CONTACTAR
RELATOS
VIDEOS
   
EXPEDICIONES REALIZADAS / SELVAS DE BORNEO Y NUEVA GUINEA
 
 
 
<<volver

  EXPEDICIÓN «OLD SPICE» SELVAS DE BORNEO Y NUEVA GUINEA
 

He formado parte de las expediciones <Old Spice 95, 99 y 2002> a las selvas de Borneo y Nueva Guinea, y estoy todavía bajo los efectos de las experiencias vividas. Primero en las alturas del Monte Kinabalu, en Borneo, rodeado de selvas impenetrables, sintiendo la zozobra de tener que intentar salir de su cima (4.101 metros) volando en <parapente>. Todavía no repuesto de semejantes emociones, la expedición se internó en los pantanos del sur de Papua ( Irian Jaya ), en la gran isla de Nueva Guinea, una zona desconocida y olvidada de la Tierra.

Las selvas costeras meridionales de Papua, son un infernal y bello viaje al pasado. Estas tierras no han tenido, hasta ahora, ningún interés para nadie, con excepción del antropólogo Michael Rockefeller, quien desapareció en la costa sur, precisamente en territorio <asmat>, la cultura más conocida y estudiada por algunas expediciones científicas y periodísticas. Es este un mundo remoto, sin referencias, a pesar de encontrarnos en plena revolución de las comunicaciones y la información, en los comienzos del siglo XXI.

Con motivo de la expedición en 1994 a la cima del Trikora, tuvimos que realizar una travesía por las zonas centrales de la isla. Allí tuve la oportunidad de conocer, a través de individuos de la etnia <dani> la existencia de tribus primitivas arborícolas y antropófagas en las regiones situadas entre las infranqueables montañas y las costas batidas por las corrientes del mar de Arafura. Se trataba de indígenas aborígenes sin contacto alguno con otros pueblos.

La concejala de Juventud de la ciudad de Valencia en un proyecto de aventuras por las selvas colombianas y la Ciudad Perdida
La concejala de Juventud de la ciudad de Valencia en un proyecto de
aventuras por las selvas colombianas y la Ciudad Perdida

Desde el regreso de aquella experiencia decidimos preparar una expedición cuyo único objetivo fuera tratar de descubrir algún poblado o asentamiento humano en aquellas latitudes de la Tierra.

Después de sobrellevar las incomodidades propias de viajar por estas zonas: avionetas, barcas, piraguas, y sobre todo caminar entre mosquitos con el agua y el barro hasta las rodillas, pudimos alcanzar un pequeño poblado compuesto por varias familias, cuyos individuos vivían en chozas sobre los altos árboles de <sagú>. Sabíamos que practicaban la antropofagia cuando las circunstancias les eran propicias, pero lo más sorprendente fue la naturalidad de sus relatos.

Mi compañero Vicente Martínez Márquez, un periodista estudioso de etnias primitivas, no cesó de hacer preguntas a estos seres desnudos que nos miraban con asombro. Las dirigía a Sudi, nuestro guía, un poblador de estas selvas que llegó hasta Merauke y aprendiendo algunas palabras de inglés y a otro aborigen adoctrinado en alguna misión cristiana.

Si... claro que comen la carne de sus enemigos... lo han hecho desde siempre. Es así su vida. Son cazadores... Y allí, en aquellas inmensas selvas inundadas, solo hay grandes aves o peligrosos cocodrilos, que no siempre pueden cazar, armados solo de arcos y flechas de madera.

Nos mostraron cráneos que guardaban enterrados...

Matar al misionero fue diferente. Este había visitado varias veces el poblado y el jefe del clan se sintió molesto ante sus voces, lanzándole una flecha que le atravesó el pecho. Después los otros hicieron lo mismo.”

Enseguida le cortaron la cabeza y las extremidades. Trocearon el cuerpo y repartieron su carne entre todo el poblado, incluidas mujeres y niños. No es un hecho reprobable para ellos. Forma parte de su cultura.

La antropofagia en distintos pueblos de la Tierra

La antropofagia, también conocida como homofagia: comer carne de la misma especie, ha sido y es practicada por diferentes culturas a lo largo de la historia. La carne humana, para muchos pueblos, tiene la misma consideración que si fuera de otros animales.
El hecho de que los aztecas sacrificaran sistemáticamente a seres humanos, no debió sorprender demasiado a los soldados de Hernán Cortés en 1519, acostumbrados a las crueldades de la Inquisición, y a ver a los condenados al potro, que se les quebraba los huesos por el método del descuartizamiento.

Si... claro que comen la carne de sus enemigos... lo han hecho desde siempre. Es así su vida. Son cazadores... Y allí, en aquellas inmensas selvas inundadas, solo hay grandes aves o peligrosos cocodrilos, que no siempre pueden cazar, armados solo de arcos y flechas de madera.

Los dioses aztecas - también toltecas y mayas - devoraban seres humanos. Los sacerdotes comían corazones humanos y bebían sangre. El historiador Fray Bernardino de Sahagún cuenta:

" No todas las víctimas eran prisioneros de guerra. También se sacrificaba una cantidad considerable de esclavos.

Y vimos que llevaban por la fuerza a nuestros compañeros, que los subían a sacrificar... vimos que les ponían plumajes en las cabezas y con unos navajones de pedernal les aserraban los pechos y les sacaban los corazones buyendo y se los ofrecían a sus ídolos. Los cuerpos los tiraban por las gradas de la pirámide y abajo estaban aguardándolos otros indios que les cortaban los brazos y las piernas, trasladando los cuerpos hasta casas <calpulli> donde dividían los restos. ”

" Después del sacrificio los guerreros celebraban un gran festín con muchas danzas, ceremonias y canibalismo." D. Durán.

Cueva de Samelat, bajo la cima del Trikora, en Papua. Los expedicionarios están al fondo

La receta favorita era un estofado condimentado con pimientos y tomates. Los aztecas comían seres humanos para conseguir proteínas animales.
Pero la antropofagia no fue ninguna invención religiosa. Parece ser que se practicaba de forma natural en determinadas culturas primitivas en muy distintos puntos de la Tierra. Desde Brasil hasta los Llanos, las sociedades indoamericanas sacrificaban ritualmente víctimas humanas. A nivel de aldeas se sacrificaba ritualmente a los prisioneros con la ingestión de la totalidad del cuerpo de la víctima. Misioneros jesuitas, 16.000 kilómetros al norte, presenciaron rituales semejantes a los descritos, varios siglos después, entre los indios hurones de Canadá, en las proximidades del Lago Ontario.

La tradición freudiana sostiene que el sacrificio y el canibalismo son expresiones de instintos de amor y agresividad. Amor y odio. Eli Sagan dice que el canibalismo es la forma fundamental de la agresividad humana, compromiso entre el amor y la muerte.
Antropofagia ritual, endocanibalismo, exocanibalismo, canibalismo bélico, canibalismo famélico, pueden ser algunas de sus posibles clasificaciones. La ingestión de algunas partes del cuerpo de personas vivas ( prepucio de los hombres ) parece ser uso en la cultura <dogón>.

Matar al misionero fue diferente. Este había visitado varias veces el poblado y el jefe del clan se sintió molesto ante sus voces, lanzándole una flecha que le atravesó el pecho. Después los otros hicieron lo mismo.”

Alguna cultura, como la de los <asmat> de Nueva Guinea, zona de la Tierra, en donde actualmente está más extendida la antropofagia activa, y que también practican la costumbre previa de los "cortadores de cabezas". Son las mujeres las que incitan a los hombres a cortar cabezas enemigas, inspiradas en la " Mantis religiosa " simbólico mordisco de la hembra arrancando de cuajo la cabeza del macho durante el emparejamiento.
Cuadro de pueblos antropófagos actuales.

Oceanía
Isla de Nueva Guinea:
Distintas etnias han practicado hasta hace escasos años la antropofagia ritual: Danis, Jalés y otros..
En las selvas costeras meridionales: asmat, korowais, komvais, gururumbas y otras más desconocidas. Población estimada ( 8.000 dispersos por las selvas inundadas )
Aborígenes del Valle de Araro.
Isla de Sumatra:
Los Batak. Hasta la llegada de la colonización se vendía carne humana en los mercados.
Isla Trobriand. ( Melanesia )
Los aborígenes de esta isla han practicado la antropofagia hasta años muy recientes.
Isla Fiji: ( Melanesia )
Algunos aborígenes han practicado secularmente la antropofagia.
Nueva Zelanda.
Indígenas maories.

América
Del Norte los iroqueses y los hurones en tiempos pasados.
Del Centro los famosos Caribes que realizaban incursiones por las Antillas en busca de sus víctimas.
Del Sur, los <yanomamis> ( antropofagia ritual, comen las cenizas de sus muertos mezcladas con pasta de plátano )
Algunas etnias de la amazonía ecuatorial y brasileña: aucas y yumbos hasta años muy recientes, o incluso actualmente.

Africa
En las regiones del centro - occidental.
El presidente Macias de la Guinea ecuatorial fue acusado de comer cerebros, hígados y dedos humanos. No se pudo probar en el juicio.
Bokassa, dictador de la República Centro africana fue acusado de canibalismo.
Idi Amin de Uganda también se dijo que ingería con frecuencia carne humana.
Pueblos dogones. Se comen parte del pene en ceremonias y rituales.

subir ^^

 
César Pérez de Tudela Escalando
Copyright © 2006 César Pérez de Tudela · Página creada por R&A Marketing